Saltar al contenido

14 junio 2016
tags:

Es difícil componer las palabras,
dejarlas sucumbir en su preciso designio.
Es difícil otorgarles la escena
que su desafío propone,
que no crezcan insostenibles o viejas,
que no se despojen de la incertidumbre
que las alimenta.
Es difícil estar en ellas indiferente,
creer que su leve abrazo
se extenderá por los papeles
o en los muros donde habitan tercas.
Es difícil,
y sin embargo se asoman cada tarde,
claras e intransigentes,
volátiles también,
decididas a elevarse sobre la escena,
escalar las frías cumbres,
incendiar las miradas
o desmembrar provocadoras
todo atisbo de inocencia.

José Manuel Vivas Hernández

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: