Skip to content

29 de noviembre

15 junio 2016
tags:

Me perturba salir a la calle. Creo que la calle
es ficción. Por eso Jorge Luis Borges se volvió
ciego. Y su ceguera era un don de lo Alto.
Mejor no ver el mundo, que es falso.
Por eso yo solo veo mi pantalla del ordenador
y las palabras que escribo en esa pantalla, que
son más reales que lo que ocurre en el mundo.
Y si no existiese esa pantalla, proyectaría las
palabras sobre el cielo blanco.
Voy a escribir una novela de cien millones de
páginas. Nunca saldré de esta silla.
Soy el Big Bang de mí mismo.
Mejor doscientos millones de páginas. Jamás
tendrá fin.
Una novela infinita escrita por un ser
infinito.
Siempre sentado en la silla, renunciando a
todo, hasta la respiración. Me sobra hasta la
respiración, excesivo contacto con el mundo es
la respiración.
Me distrae hasta respirar de esta terrorífica
empresa.

Manuel Vilas

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: