Skip to content

Secuencia del tiempo

17 mayo 2017
tags:

1
Algo más que la noche está cayendo
Está cayendo mudamente tiempo
En un fondo de copa irrecobrable
2
Un tesoro de tiempo inempleable nieva
3
Más allá de mi vida se despliegan
Blancas llanuras desde siempre intactas
La nieve verdadera de las horas
Cayó siempre detrás de mis balcones
4
Hoy lo sé más
Hoy que me exalta tanto
El desolado amor de las desolaciones
Y admiro sin mesura entre sus velos
Trozos de vida bellamente en ruinas
5
Hoy quisiera saber un poco más
Si algo esperaba y si sería esto
Un poco más quisiera saber dónde
Dónde mi vida se ha estado viviendo
Si esperaba tal vez este momento
De mudez no buscada
O esta desolación que es buscar nada
O es nada este momento que esperaba
Y no esperaba desde nunca nada
6
Cae el oscuro anochecer huraño
La ciudad se cobija
Para entrar en las sombras embozada
Con una mano en sueños entre las de la noche
Y la frente desnuda bajo el frío
Algo más que la noche se despierta
En mí desde muy lejos se despierta
El que puesto a mirar desde mis lentos ojos
Ve que es de amor la miel de los faroles
7
Navegar junto a él en pensamientos
Menos veloces que el veloz instante
Para ver que se alejan los minutos
Horas que caben dentro de las horas
Y pisa el pie su propio paso
Y se espera el compás a que lo alcance
Su melodía
8
Ese que cuenta como su fortuna
Vanos ruidos de sílabas sin peso
Ese sólo podría afirmar sin mentira
(Pero precisamente no hace caso)
Que está del todo en el lugar que llena
9
Encerrado en mi casa oía al tiempo
Rondar afuera hecho una fiera airada
Pero otro en mí ese que habla ahora
Estaba ya rendido a su torrente
10
Pero di pero atrévete a decir
Que ése desde el comienzo había vencido
Habla hueco viviente ausencia alma
Mentira oracular dime “aquí estoy”
11
Tócame tiempo
Para tus dedos aún estoy desnudo.

Tomás Segovia

Nada en propiedad

16 mayo 2017
tags:

Nada en propiedad, todo prestado.
Estoy empeñada hasta el cuello.
Tendré que liquidar la deuda
Entregándome a mí misma.

Ahí está todo establecido:
devolver el corazón,
devolver el hígado,
y cada uno de los dedos.

Es tarde para cambiar las cláusulas del contrato.
Me harán pagar la deuda
junto con mi piel.

Ando por un mundo repleto de deudores.
Sobre unos pesa
el embargo de las alas.
Otros, quieran o no,
declararán las hojas.

Cada tejido nuestro
está en el Debe,
Ni una pestaña, ni una ramita
Podrá ser conservada para siempre.

Hasta el último detalle está inventariado,
y todo parece indicar
que hemos de quedarnos sin nada.

No logro recordar
dónde, cuándo y para qué
permití que me abrieran
esta cuenta.

La protesta contra eso
es lo que llamamos alma.
Y es esto lo único
que no está en el inventario.

Wislawa Szymborska

La falta

15 mayo 2017
tags:

Hay gente que le pone nombre
a su falta
les falta Antonio o Cecilia,
un viaje a Africa
o un millón de pesetas
un pisito en la playa
o una amante
un éxito en la lotería
o un ascenso en el trabajo.

Los que sabemos que la falta
es lo único esencial
merodeamos las calles nocturnas
de la ciudad
sin buscar
ni un polvo
ni una diosa
ni un Dios
Sacamos a pasear la falta
como quien pasea un perro.

Cristina Peri Rossi

El pensamiento circular

14 mayo 2017
tags:

13 mayo 2017
tags:

Todo lo bello es frágil: los trenes
cuando olían, la escarcha en los rizaos, la boca
de los niños aún sin término, el tacto
del silencio en los camposantos a la orilla
del mar, la redondes si es fruto, el ruiseñor,
su rama. Acaso la memoria. Todo lo verdadero
es frágil. Y es inútil.

Fermín Herrero

poeta escuchado en la radio durante un paseo esta mañana

Soledad

12 mayo 2017
tags:

 

La verdad llega con el tiempo.
Quien me espera:
no existe.

Alejandra Sequeira

Alguien que respira

11 mayo 2017
tags:

Tal como en el cine de terror
cuando alguien descubre que las llamadas telefónicas
las hacen desde dentro de la casa,

así también yo caí en la cuenta
de que nuestro tierno entendimiento
había ocurrido sólo en mi interior.

Toda esa dulzura, ese amor y deseo,
no han sido más que yo marcando,
cogiendo la llamada en otro cuarto

para encontrar que no hay nadie en la línea,
bueno, a veces una respiración,
pero, con mayor frecuencia, nada.

Pensar que todo este tiempo,
que incluye los paseos en barco,
abrazos en el aeropuerto, y todas esas copas,

no ha habido nadie sino yo con dos teléfonos,
uno en la pared de la cocina
y una extensión en el oscuro cuarto de visitas.

Billy Collins

A %d blogueros les gusta esto: