Skip to content

Tango

25 mayo 2017
tags:

 

desplazamiento
lento, angular
con intención, dirección.
el desamor
el desafile de las emociones
lo perdido
bailamos -¡bailamos!
bailamos
hablamos
-¿hablamos? hablamos
con gestos y escritos
con silencio y lágrimas
con sueños y noches
sin sueño

Charles Olsen

La revelación

24 mayo 2017
tags:

El relámpago de la juventud se apagó
justo cuando te escribía una carta
que no te mandé. La carta era imperial:
hablaba de un tanque australiano
donde nos habíamos bañado un verano
y de las flores blancas y amarillas
de unos nenúfares que se enredaban en tu pelo
y volaban como si fuesen marionetas de mariposa
cada vez que vos movías la cabeza
para sacártelas de encima
– y no se iban. ¿Por qué te escribí?
¿Por qué terminó la tormenta
que parecía que iba a durar para siempre?
¿Por qué una cosa sucedió mientras sucedía la otra?
Envejecí escribiéndote una carta
cuyo objeto era retratarte como fuiste una vez
y por cada célula tuya que lograba inmortalizar
se moría una mía, una mía se moría, se moría.

Martín Prieto

Poema 51

23 mayo 2017
tags:

Ningún otro puede comprender lo que cada uno es.
¿Cómo explicar la debilidad de no recordarse,
la minucia de las sensaciones que nos repiten,
la agridulce entidad de no ser otro,
la minúscula clave
de evadirse de un mundo u otro mundo
para poder soportar el exótico péndulo
de existir entre la vida y la muerte?

Ni siquiera un dios podría comprender lo que cada uno es.
¿Cómo explicar la secuencia demacrada del miedo,
el torbellino oblicuamente angustioso de la alegría,
la trastienda híbrida del dolor,
el sabor penetrante de uno mismo
y el sabor de los otros desde uno?

Tal vez alguien pueda compartir la soledad,
pero nadie podrá nunca explicarla.

Roberto Juarroz

22 mayo 2017
tags:

en otra voz, hablo

a otros hombres, escribo

acaso no saben que
me he convertido en pájaro irremediable

que invoco
fieras que habiten
tierras desoladas

que me habiten.

uno tras otro
desfilan

y, yo me vuelvo parapeto
propongo y fallo

caigo.

regreso a donde pertenezco

reposo

espero

rasguño
juro que nunca me fui.

Euro Montero

Moon River

21 mayo 2017
tags:

 

Pasaporte

20 mayo 2017
tags:

Mujer de ideas? No, nunca he tenido una.
Jamás repetí otras (por pudor o por fallas nemotécnicas).
Mujer de acción? Tampoco.
Basta mirar la talla de mis pies y mis manos.

Mujer, pues de palabra. No, de palabra no.
Pero sí de palabras,
muchas, contradictorias, ay, insignificantes,
sonido puro, vacuo cernido de arabescos,
juego de salón, chisme, espuma, olvido.

Pero si es necesaria una definición
para el papel de identidad, apunte
que soy mujer de buenas intenciones
y que he pavimentado
un camino directo y fácil al infierno.

Rosario Castellanos

Dice Penélope

18 mayo 2017
tags:

 

 

“And your absence teaches me
what art could not”

DANIEL WEISSBORT

 

No tejía, no cosía,
un escrito comencé, y lo borraba
bajo el peso de la palabra
porque es imposible la expresión perfecta
cuando es presionada por el dolor interno.
Y mientras la ausencia es la directriz de mi vida
—ausencia de vida—
llanto brota hacia el papel
y el dolor físico del cuerpo
que se seca.
Borro, atravieso, ahogo
los vivos gritos
“dónde estás, ven, te espero,
esta primavera
no es como las otras”
y comienzo nuevamente en la mañana
de nuevos pájaros y nuevas sábanas
secándose al sol.
Nunca estarás aquí
con la manguera regando las flores,
mientras los viejos techos se sostienen
cargados de lluvia,
habiéndose diluido mi realidad
en la tuya,
tranquilamente, otoñalmente…
Tu corazón único
—único porque lo elegí—
estará siempre en otro lado
y yo con palabras cortaré
los hilos que me atan
a dicho hombre
que extraño
mientras Odiseo sea símbolo de Nostalgia
y navegue en los mares
de la mente de cada uno.
Te echo de menos con pasión
cada día,
para limpiarte de los pecados
de la dulzura y del bello olor,
todo completo,
vuélvete ya inmortal.
Es un trabajo duro y desgraciado.
Mi único pago será entender
al final qué es la presencia humana,
qué, la ausencia
y cómo funciona el yo
en tanta soledad, en tanto tiempo
que no se detiene con ningún mañana,
todo el cuerpo se repara a sí mismo,
se levanta y cae a la cama
como si lo hirieran
algunas veces enfermo, otras enamorado,
esperando
que lo que pierde en tacto,
lo gane en esencia.

Katerina Angelaki-Rouk

A %d blogueros les gusta esto: