Saltar al contenido

Hablando con Manolito

5 junio 2019
tags:

Acabo de despertarme de una siesta. He soñado con mi gato, Manolo. No es exactamente mío, sino de una de mis compañeras de piso. Vivo con ella hace tres años y medio, y hace poco más de uno que lo trajo a casa. Su nombre en realidad tampoco es Manolo, sino Lobo, pero a mí me ha dado por llamarlo Manolo, Manolito. Soñé que era de otro color y que estaba con mi familia y conmigo de vacaciones o algo así. Mientras yo soñaba, él dormía sobre mi culo. Suele dormir encima de mí algunas tardes si echo la siesta. Cuando trabajo en el escritorio de mi habitación se tumba en una manta que he puesto para él junto al ordenador. Por algún motivo elige estar aquí y no en su sillón o en el salón con mis otras compañeras de piso. Ahora mientras escribo, está lamiéndose a mi lado. Pasamos bastante tiempo juntos así que le hablo. Le confieso cómo me siento, le digo que lo quiero, lo apachurro contra mí, bailo con él, lo persigo por la casa, lo llamo chancho porque está un poco gordo, le pido consejos y le pregunto qué va a hacer con su vida. Él me responde lo que yo quiero, una mirada de dulce incomprensión que me hace cambiar al instante las inquietudes por una sonrisa.

Manolito

 

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: