Skip to content

Carta a mis yoes

8 marzo 2017
tags:

Pueden herirte,
porque deseas demasiado;
porque en tu cara está escrito:
ámame, aliméntame;
porque en tus dientes está escrito:
el azúcar viene a nosotros;
porque tu lengua dice:
clávate en mí.

Pueden herirte,
porque te preocupas demasiado,
porque tus costillas sobresalen como postigos
y tu corazón
resplandece como una luz nocturna.

Pueden herirte
porque necesitas demasiado,
porque tu piel se resuelve en corrientes
y tus venas
vibran como cuerdas de guitarra.
Pueden herirte de esa manera.

Hiciste de tu cabeza
un ventoso túnel para la muerte.
Hiciste de tu útero
el confesionario del mundo.
Hiciste de tu corazón
un trozo de arcilla ardiente.

Tú, yo…
pueden herirnos de esta manera.

Erica Jong

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: