Skip to content

Impar

21 febrero 2017
tags:

Descolgamos el teléfono.
No decimos nada.

La distancia se salva
con silencios prodigiosos
que sabemos dónde intercalar.

En tiempos de guerra
puede ser letal
una palabra. Esa bala
que silba en tu oído antes de impactar
con sordo estruendo
justo en el centro mismo de aquel puente
-¿te acuerdas?- donde una vez
prometiste que nada
en el mundo
podría derribarnos.

Itziar Mínguez Arnáiz

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: