Skip to content

París

20 enero 2017
tags:

Trenzados sobre la rueda de la noche
duermen los extraviados,
abajo, en los pasadizos del trueno,
pero donde nosotros estamos, está la luz.

Tenemos los brazos repletos de flores,
mimosas reunidas durante años;
destellos de oro caen de puente en puente
sin aliento en el río.

Fría es la luz,
más fría todavía la piedra ante la puerta,
y de las tazas de las fuentes
ya se ha apurado la mitad.

Qué será si, de añoranza
aturdidos hasta el cabello al viento,
nos quedamos aquí y preguntamos: qué será
si arrostramos la belleza?

Sobre el carro de luz alzados,
también despiertos, nos encontramos extraviados,
arriba, en las calles del genio;
pero donde nosotros no estamos, está la noche.

Ingeborg Bachmann

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 21 enero 2017 2:53 am

    que maravilla, buena elección, saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: