Skip to content

Love me tender

1 diciembre 2016
tags:

 

Lo que hasta este momento fue una flor
comienza a ser una cereza. Lo que hasta ahora
fue la palabra cereza, cae de la página y se convierte
en un fruto que rueda y se detiene
en los labios de los amantes. En secreto
lo muerden. En silencio arrasan los relojes

hasta la próxima estación.

Horacio Fiebelkorn

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Clásico permalink
    2 diciembre 2016 4:36 am

    El fruto que rueda. Hermoso poema.

  2. 2 diciembre 2016 9:25 am

    Muy hermoso si

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: