Skip to content

Presagios

25 noviembre 2016
tags:

Te respiro.
Te sereno fuera de mí.
Te entumezco en el ámbito
de la luz fraternal.
Te sorbo hasta dejarte
en los posos del desastre.

El cielo prende un astro vagabundo
en mi pecho. Veo al viento
como testigo, la alta noche
que flaqueó
en un laberinto de robles,
la distancia.

Te persigo
hasta el límite del lamento.
Te amamanto de fuerza.
Te desafío,
te deifico
hasta la nada y
nadie,

me vuelvo
tu necesario y más violento
heredero.

Paul Auster

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: