Skip to content

Criptolenguaje

17 agosto 2016
tags:

 

En la inevitable huida busca refugio
en medio de los días atrancados en la palabra franca.

Únicamente la palabra lo expresa todo,
insatisfecha, ante todo, consigo misma.

¿A quién más podrás confiarle perforar el muro
que te ahoga,
si no a la palabra que te falta?

En el espacio autosonoro entre los verbos
tu voz interior mana.

Palpas en la palabra no un mundo en bruto,
sino la ausencia de algo urgente, íntimo.

La misma palabra dicta decretos contra la palabra
e intrépidos llamamientos a la libertad.
¿La llave dónde está?

No hay camino permitido para la palabra
excepto el prohibido.

Nadie puede exterminarla. Sólo las palabras
matan la palabra.

¿Renacerá del rotundo silencio?
El verbo renace del verbo.
La muerte rectifica la muerte con la vida.

Sin que nada le concedan, tiene que resistir. A pesar.
Y bajo sospecha ¡dar fe!

La palabra encarna lo inexistente
y dilata el Universo.

Y lo imposible se torna literalmente posible.
Y condicional cualquier sentencia sobre la palabra.
¿Y la llave? Se hace cada vez más evidente que es un enigma.

Blaga Dimitrova

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: