Skip to content

Grecia

27 mayo 2016
tags:

Dondequiera que viajo Grecia me hiere
Yorgos Seferis

No conseguí explicártelo,
recuerdo su belleza como un borde de folio,
un corte limpio que no cicatriza:
así era el aire, un roce de ramas color tierra.
Todo lo evoco, porque
todo resuena, incluso
la intemperie que agota las columnas.
Así repito el símbolo de la primera mano
golpeando la piedra,
su lengua traducida
como pliegue de túnica.
Así, el paseo eterno
donde nunca nos vimos,
el hilo del relato
que nos debe un oráculo.
Si te miro a los ojos,
puedo tocar la tinta
de un libro sumergido.
Si me acerco a tu piel, puedo vivir de nuevo
el tiempo en las cariátides.
No quiero contestar esta llamada,
sé entenderte en el eco.

Buhardilla (2014)
José Ángel García Caballero

Anuncios
One Comment leave one →
  1. José Ángel permalink
    18 junio 2016 2:49 pm

    Muchas gracias, está siendo uno de los poemas más celebrados del libro. Un honor que se reproduzca en este espacio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: