Skip to content

La Alhambra junto a la tarde

26 mayo 2016
tags:

Desde esta colina
es fácil despeñarse.
Aunque un rumor de historia detenida,
de tiempo fugitivo me sujete.
Porque también me empuja
con el mismo fluir de la corriente
que mi sueño desaloja.
Mi propio sueño desarmado.

Crecen las sombras en la luz roja de la tarde
y me asomo al abismo.
Pero no se despejan las incógnitas
que el agua arrastra bajo las calles
de la ciudad tendida.

Abajo, secretamente,
veo mi nombre
desde otra tarde rota
desatarse y y mirar las estellas
apuntando.

Abajo, el río sabe
de esta hora maldita.
Y como yo se oculta bajo sus pasos
para llevar al fin al aire denso
sus murmullos de plata.

Ángeles Mora

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 27 mayo 2016 5:57 am

    Muy buena Ángeles Mora. Me gusta mucho leerla y releerla.

    • Rocío Wittib permalink*
      27 mayo 2016 10:11 pm

      Y a mí, Mari Carmen, su poesía merece relecturas, y las disfruto . Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: