Skip to content

Monitos

26 abril 2016
tags:

Cuánto crecimos desde entonces,
como me dijo aquel poeta:
cuánta prosperidad
(contemplaba los campos de soja arrasadores).
Éramos unos huesos sin futuro,
unos monitos colgados de la noche,
¡cómo luchamos en la guerra del tiempo,
cómo luchamos a brazo partido!
Lástima no haber aprendido en la matanza,
la enfermedad, la soledad, la muerte,
lástima no haber aprendido casi nada
de los monitos trepados a las ramas,
los animales esos que le aullaban
felices a la luna
enamorados del hermoso planeta.
Aunque a veces tuviéramos
un poco de miedo.

Sonia Scarabelli

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: