Skip to content

Autobiografía del ojo

22 enero 2016
tags:

Cosas invisibles,
enraizadas en el frío,
y creciendo hacia esta luz
que se desvance
hacia cada cosa
que ilumina. Nada termina.
La hora regresa
al comienzo de la hora
en que respiramos: como si
ahí no fuera nada. Como si yo
no pudiera ver nada
que no es lo que es

En el límite del verano
y su calidez: cielo azul, colina púrpura.
La distancia que sobrevive.
Una casa, elevada con aire, y el flujo
del aire en el aire.
Como estas piedras
que se deshacen sobre la tierra.
Como el sonido de mi voz
en tu boca.

Paul Auter

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 22 enero 2016 4:01 pm

    Muy bonita, feliz fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: