Skip to content

Aquiles

21 octubre 2015
tags:

 

para Javier Gomá

 

Aquí, en Esciros,
en el dulce jardín del gineceo
donde mi madre, Tetis,
me ocultó de este mundo;
con mi amor, Deidamía,
embarazada de mi hijo;
sin virtud, sin historia,
espero ansioso
la llegada a la orilla de las naves.
Ulises, el guerrero,
viene a llevarme a Troya.
Ya he resuelto el dilema:
en lugar de vivir
como un dios inmortal
elijo ser un hombre, sólo alguien
que funda su destino
(como el mejor ciudadano de la polis,
como el mejor aqueo)
en la digna certeza de la muerte.

Álvaro Valverde

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: