Skip to content

Cuarto de hotel

9 octubre 2015
tags:

(Habitación de hotel, Edward Hopper)

La soledad de la viajera
al borde de la cama
en el cuarto de hotel
las maletas sin abrir
los zapatos altos
desbocados
caídos en el suelo
como frutos maduros
Ella lee un menú
un programa
un horario de ferrocarriles
tan sola
en la habitación
como cualquier viajera
recién llegada
a un mundo hostil
a una ciudad sin nombre.

Las musas inquietantes (1999)
Cristina Peri Rossi

Edward Hopper, Habitación de hotel, 1931. Óleo sobre lienzo.

Edward Hopper, Habitación de hotel, 1931. Óleo sobre lienzo.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 9 octubre 2015 9:16 pm

    tan cierto! así se siente llegar a un lugar desconocido…

    • Rocío Wittib permalink*
      11 octubre 2015 3:41 pm

      Hiara, la sensación que me ha dejado este poema es tan melancólica como dulce igual que la soledad a veces, igual que llegar en una ciudad nueva. Me alegra que te hayas identificado con lo que transmiten estos versos.

      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: