Skip to content

20 julio 2015
tags:

nada más se mueve encima del papel
ningún ojo de tinta iridiscente presagia
el destino de este cuerpo

los dedos centellean en el humus de la tierra
y yo
indiferente a la somnolencia de la lengua
oigo el eco del amor hace mucho soterrado

descanso en la cabeza en la luz y todo olvido
en el interior de esta ánfora alucinada

bajo con la lentitud rojiza de las fieras
al nervio donde la boca busca el sur
y los lugares antes habitados
ah mi amigo
tardaste tanto en volver de ese viaje

el mar subió el peldaño de las mañanas añosas
inundó el cuerpo quebrado por el sereno desencanto

así me acostumbré a morir sin ti
con un bolígrafo clavado en el corazón

Al Berto

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: