Skip to content

Mikrós diákosmos

18 julio 2015
tags:

Para Marie-Claire Zimmermann

De pronto siento el orden de las cosas,
noto que tienen un sentido, buscan
una meta. Es un golpe tan concreto,
tan físico, tan súbito, que impide
los discursos teóricos. Mejor
será callar. Las cosas del espíritu
deben decirse como las del cuerpo,
con silencios. Mejor dar un rodeo
hacia la sencillez, como si fuera
yo mismo un río. Si escribiera algo,
sea breve, como aquello que escribió
Demócrito. Un pequeño orden del mundo.

José Antonio Gónzález Iglesias

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: