Skip to content

2 mayo 2015
tags:

La mañana es hermosa y en la casa en calma
suena la voz de Nina Persson, y huele a café.
No tengo obligaciones. Todo es perfecto y sin embargo
hay una voz que me impide escribir un poema,
que dice: no, mejor ahora salir ileso,
no ser derrotado. Que dice: no, ahora
no tienes hambre. Y lleva razón.

José Daniel Espejo

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: