Skip to content

Sensación de la nada

7 abril 2015
tags:

Tiene, después de todo, algo de dulce
caer tan bajo: en la pureza
metafísica, en la luz
sublime de la nada.
En el vacío cúbico, en el número
de fuego. Es la hoguera
que arde inanidad. En el centro
no sopla viento alguno. Es fuego
puro, nada pura. No habiendo fe
no hay extensión. La reducción del orbe a un punto, a una cifra que sufre.
Porque es horrendo un padecer simbólico
sin la materia errátil que lo encarna.
Es la inmovilidad del sufrimiento
en sí… Como la noche
que nunca
amaneciese.

Carlos Bousoño

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 7 abril 2015 8:25 pm

    Ya no despertaremos.
    Las palabras se diluirán en el aire antes de pronunciarlas.
    Será inmoral renombrar las cosas.
    Descansarán la bondad y la mano fraterna.
    Las ávidas pantallas volarán en pedazos
    como ese amor que un día pensamos
    sería para siempre.

    Rubén Darío Buitrón
    Quito, Ecuador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: