Skip to content

Poema

31 enero 2015
tags:

Existe en el campo una ciencia que no sé
leer, cuando la lluvia empieza a caer
con la monotonía de la tarde y su ruido
interrumpe el silencio que crece sobre
el césped, cuando los pájaros no
cantan. Deshojo sus páginas,
entre el sendero y el cañaveral
que esconde la ribera casi seca; y
una lógica de ecuaciones otoñales
me roba la luz que entreabría un
deseo de verano, como si la noche
hubiera llegado para quedarse. Pero cuando
cierro el libro y me olvido de que
las cosas nacen de esa antigua ciencia,
el árbol vuelve a abrir sus ramas
para acogerme, y cosecho el fruto
del pasado para sentir en la boca,
de nuevo, la esencia de la vida.

Nuno Júdice

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: