Skip to content

Tengo que ir al oculista

1 enero 2015
tags:

 

Cuando ya no, si alguna vez, si se te olvida,
recuerda cuánto.
Como de grandes, emocionados, qué casi locos.

Que fui yo quien desarmo tu fuselaje y tú mi chasis.
Que la marea nos trajo una canción,
que fuimos transparentes como un culo de botella, como niños,
otra vez.

Por si me pierdo, por si te acabas, por si las curvas,
por si los posos del café,
por si la vida.
Por si te cansas, acuérdate del día que zarpamos rumbo a.

Te espero donde el eco.

Yo soy tu lugar donde volver.

Billy Macgregor

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: