Skip to content

Teatro antiguo

8 agosto 2014
tags:

Cuando, hacia el mediodía, se encontró en medio del teatro antiguo,
un joven griego, él, confiado pero hermoso como aquéllos,
lanzó un grito (no de admiración, la admiración
no la sentía en absoluto; y de haberla sentido,
sin duda no la hubiera manifestado), un grito sin más,
quizá por la fuerza indomable de su juventud
o para probar la acústica del lugar. Enfrente,
sobre las montañas cortadas a pico, contestó el eco;
—el eco griego que no imita, ni repite;
sino que simplemente prolonga, a incalculable altura,
el perenne alarido del ditirambo—.

Yannis Ritsos

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: