Saltar al contenido

¿Qué luz extraña, dime, ha poblado este cuerpo…

28 marzo 2014
tags:

¿Qué luz extraña, dime, ha poblado este cuerpo
repetido en portales, escaparates, brumas,
ingenuo paseante de la ciudad, hermano,
caminante del mismo aturdimiento
que estos siglos de expolio pusieron en los ojos,
qué luz extraña, dime,
hay en la soledad y en la memoria?

Así nos fuimos viendo nítidamente fríos,
enfrentados,
de una margen a otra de la calle en ruinas,
con la clarividencia de los obreros viejos
que abanderan los pasos del taller a la muerte
aprendiendo el futuro.

Sobre nosotros pasan los balcones cerrados,
las farolas con frío,
los aleros mellados y este viento,
como un enjambre inhóspito,
y la piel de la tierra huele a ropa quemada,
mas tiritan los huesos
y hay tan sólo el calor de la sangre que alumbra
desde el abrazo grande de tu fuerza y la mía.

Es cierto que la historia
nos condenó a las calles ateridas
y no el azar que llega maldito restallando.

¿Qué luz extraña, dime,
hay en la soledad y en la memoria?
Hoy supimos, mirándonos las manos,
a pesar del estrago y las ojeras mustias,
al fin reconocidas,
que siempre es tarde, siempre, para volver a casa
como se vuelve al sitio de las túnicas rotas,
de las máscaras frías,
del polvo atrincherado,
de los andrajos de la luz.

Javier Egea

6 comentarios leave one →
  1. 29 marzo 2014 4:07 am

    Este poema es como un río turbulento, brutal y hermoso!

    • Rocío Wittib permalink*
      31 marzo 2014 10:35 pm

      Mario,

      Todo eso y más. Me alegra mucho que te guste.

      Un beso!

  2. cecibustos permalink
    29 marzo 2014 10:35 am

    Rocío:
    Y vuelves, entre tantos, a mostrarnos un poema hermosísimo, que sobresale y silba su grito sobre las adelfas y los jazmines. Y vuelve de su soledad y escapa de esa piel de la tierra que huele a ropa quemada y del frío de los huesos helados.
    Gracias, poeta. Pon tu corazón y tus versos sobre la esteva del tiempo y sigue alimentando nuestro pasmo ante tanta belleza.
    Un beso,
    Cecilio

    • Rocío Wittib permalink*
      31 marzo 2014 10:49 pm

      Querido amigo,

      Es Javier Egea, uno de mis poetas más queridos, no puedo no volver a él. Porque de alguna forma él no deja de volver a mí, deslumbrándome cada día a través de su poesía. Gracias, siempre, por tus hermosas palabras.

      Un beso!

  3. 30 marzo 2014 12:04 pm

    Un hermoso poema Rocio. Saludos.

    • Rocío Wittib permalink*
      31 marzo 2014 10:50 pm

      Jhonny,

      Es un placer compartirlo.

      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: