Saltar al contenido

Panteón familiar

24 noviembre 2011
tags:

Con un dedo en los labios, un arcángel ordena
silencio al visitante que os ha traído rosas.
¿Desde qué paraíso, desde qué oculto infierno
oleréis su fragancia funeral y simbólica?
Ya sé que lo hago en vano. ¿El reino de la nada
tiene dioses benévolos que anulan la memoria,
los recuerdos hirientes como un veneno lento?
Algún día lo sabré. ¿Y yo oleré las rosas
que alguien por cortesía extienda sobre el mármol
de luna helada y muerta?
——————————-Toda rosa es de sombra
y es fugaz, y se esparce, y es un mundo imperfecto
destinado a morir. ¿Pero queda su aroma
testimonial de vida y hermosura pasadas?
En ese mundo vuestro, ¿se reordena la forma
de la rosa deshecha? ¿Y yo oleré esa rosa?

(Los vanos mundos) 1985
Felipe Benítez Reyes

Repito el autor de ayer, por ser una ocasión especial.

No todas las tardes se alcanzan dimensiones tan profundas.

4 comentarios leave one →
  1. cecibustos permalink
    24 noviembre 2011 10:50 am

    Rocío:
    Me parece acertada tu insistencia. No soy conocedor de la poesía de Felipe Benítez Reyes, lo que en mi caso considero una dejación, pero estos dos poemas que tú nos has traído entre ayer y hoy, me parecen bellos y fuertes.
    “Toda rosa es de sombra
    y es fugaz, y se esparce, y es un mundo imperfecto
    destinado a morir. ¿Pero queda su aroma
    testimonial de vida y hermosura pasadas?
    En ese mundo vuestro, ¿se reordena la forma
    de la rosa deshecha? ¿Y yo oleré esa rosa?”
    Y es el aroma, prendido en una rosa, lo que anota la fecha de haber vivido. Y son estos poemas de Felipe Benítez, que tú, Rocío, nos has mostrado, los que vienen a señalar la memoria de la dicha o, tal vez, el dolor, que quedó en el aroma de esa rosa.
    ¡Muchas gracias por señalarnos esas páginas!
    Un beso,
    Cecilio

    • Rocío Wittib permalink
      25 noviembre 2011 9:51 am

      Querido Cecilio,
      Cuánto me alegra que esta insistencia sea acertada. A penas conocí este poema quise prenderlo a la solapa de este blog, porque como el aroma de la rosa, también anota la fecha de haber vivido. Y leerlo es oler una y otra vez el perfume y hacerlo recuerdo en el corazón. ¡Qué alto y qué lejos nos transporta la poesía!
      Gracias por tus palabras.

      Un beso grande.

  2. clásico permalink
    25 noviembre 2011 9:50 am

    Rocío
    Parece como si hubieras leído mis pensamientos al colgar este poema.
    Y parece como si el poema naciera de los ecos de una conversación en una librería antigua…
    Gracias

    • Rocío Wittib permalink
      25 noviembre 2011 10:34 am

      Clásico,
      Este poema no existiría si no existieras vos, si no existiera una librería antigua, si no existiera un instante fugaz, si no existiera una línea posible de cruzar a través de la poesía hacia otra dimensión. Gracias y bienvenido.
      Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: