Saltar al contenido

En el centro del alma

30 noviembre 2010
tags:

El alma ha de morir, y es inmortal ahora.
C. B.
A Francisco Nieva


Allí, en el centro mismo
del ser, allí en el núcleo
impenetrable,
donde continuamente se alimenta
sagradamente un deber de existir,
porque sí, porque es sino,
y signo y simulacro
de otro vivir más hondo.

Allí, donde reside,
no el dolor, mas la vida,
y no cualquiera, mas la tuya,
la alta vida sin bordes,
eterna, porque la eternidad
se agazapa en tan breve contorno,
y en ti muere y acecha,
y en ti vive y se esconde,
mientras existes tú.

Allí,  donde no canta
nada, donde nada gorgea, pues que todo
es silencio y es cántico, y silbido
y retenido ruiseñor y urna
de la mañana que no pasa, inmóvil,
cristalina, encerrada.

Allí donde no sufres,
ni acojonado te delatas, donde
quieto te asumes,
y el dolor queda fuera
del témpano de vida
donde vives y eres,
inmortal de un instante,
trueno de ser, aurora de ti mismo,
principio de ti mismo, allí
respondes.

Allí,
donde arrecia el milagro,
la salvación más pura.

(Oda en la ceniza) 1967
Carlos Bousoño

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: